El desarrollo de la primera infancia es una de las prioridades del Sistema de Protección Social

Publicado el: Viernes, MAYO 24, 2019
El Sistema de Protección Social (SPS) Vamos! tiene como una de sus prioridades garantizar el desarrollo infantil temprano de niñas y niños de la primera infancia (0 a 4 años). Por esta razón, las instituciones del Gabinete Social de la Presidencia de la República ya se encuentran trabajando en las acciones tendientes a la puesta en marcha de una prueba piloto que permitirá recabar información sobre las condiciones en las que se encuentra este sector de la población.
Con estos datos, los técnicos involucrados definirán políticas tendientes a promover una cultura de crianza adecuada en padres y cuidadores y en comunidades con población en estado de vulnerabilidad.

Entre las primeras acciones a encarar se encuentra la consolidación de un instrumento de recolección de datos que será aplicado en una zona del país que aún no fue determinada. Esta tarea, que es coordinada por la Unidad Técnica del Gabinete Social (UTGS), involucra a las siguientes instituciones: Ministerio de la Niñez y la Adolescencia (MINNA), Ministerio de Desarrollo Social (MDS), Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS), Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) y Secretaría Técnica de Planificación del Desarrollo Económico y Social (STP).

El plan piloto se enmarca dentro del convenio de colaboración tecnológica y capacitación que recientemente fue suscrito por el gobierno paraguayo y el Ministerio de la Primera Infancia de la provincia argentina de Salta.

Este convenio se constituye en un importante hito para Paraguay, dado que permitirá fortalecer las acciones en beneficio de la infancia, tomando la experiencia de Salta en el diseño e implementación de herramientas y metodologías para diseñar, ejecutar y monitorear estrategias y políticas dirigidas a esta población.

El modelo del Gobierno salteño fue creado en diciembre de 2014 por los especialistas de Primera Infancia con el fin de crear, coordinar, evaluar y mejorar las acciones y estrategias públicas para dar carácter prioritario y de política de Estado a un modelo de trabajo contra la pobreza que hace foco en las personas y esencialmente en la primera infancia.